sábado, 12 de abril de 2008

Sinsentido


No, gracias. Me quedo. Prefiero quedarme ahora que ya entiendo el sinsentido de tu lógica. Prefiero que me engañes. No me importa, de verdad. A estas alturas puedo hacer que no me importe. Que haga daño pero que no duela. Porque me lo haces, lo sabes ¿no? Sí, claro que lo sabes. Lo que pasa es que tú también tienes la manía de hacer que no te importa. Supongo que es una cuestión de principios, que acostumbrarse a cometer un allanamiento de morada en tu cabeza un impar de veces al mes es acostumbrarse a ti. El resto del tiempo la función es siempre la misma. No hay cambios de escena; tú, tú, tú. Ni de atrezo. Yo sigo vestida de títere, como siempre. Como alguien que enreda su vida en los hilos de cualquier otra. Cualquiera menos la tuya. Como dejando que sean tus hilos los que manejen los veintiún gramos que quedan de mi cordura. Ahora pesa más el alma de otras cosas... Y no me importa. Prefiero pensar con el corazón y sentir con la cabeza. Y quedarme con el sinsentido de tus maneras. Que se te despeinen los nervios en el último momento y pretendas contarme la verdad con tu mentira más sincera. No me importa, de verdad. Últimamente me engañan hasta las pestañas. Pesan más que nunca porque he firmado un pacto con ellas para no echarte de menos. Pero me parece que no puedo dejarlo. Me parece que no quiero dejarlo. ¿Cuánto cuesta un te quiero? Te lo compro.

"Cada vez que respiro se te hincha un pulmón... que importa perder o ganar, o reír o llorar si al final me paso el invierno esperando a que pases a verme y no sé bien si besar o matar, o quemarnos vivos en el sofá..." Luis Ramiro.

7 comentarios:

caperucita dijo...

Y qué manía tenemos de vestirnos de títeres y enredar nuestros hilos con los de cualquier otra marioneta...
El echar de menos es adictivo, lo tengo comprobado. :P Por cierto, ¿funciona eso de pensar con el corazón y sentir con la cabeza?

Abrazo! (de esos cibernéticos, que aún no me explico cómo, pero sí, a veces consiguen llegar) ^^

marmotilla dijo...

si le tienes que comprar un te quiero... intenta olvidar pk eso no se compra, se regala;)

muak

Raquel dijo...

Nada vale tanto como esas palabras mágicas ¿no crees?
Supongo que por eso hay que sentirse afortunada...

Títere...enrédate a las cuerdas de quien quieras pero que no manejen las tuyas eh?

Gracias otra vez mas por el deleite! Un besito gordo paulita!

Amaiur Elizari dijo...

Suelen decir que la buena lectura está considerada como un gran placer y cada vez que atravieso las redes de tu página entiendo esa frase o expresión. Me gustaría leer cosas alegres, excitantes (en el buen sentdo de la palabra), pero queda claro que tu toque personale es este. Me alegro, ya sabes, como buen fan tuyo que soy, te hago publicidad por todos sitios!!! jeje, un beso bihar arte!

Paula dijo...

Caperucita... el problema no es que funcione, sino que se quiera hacer que funcione. A veces me da la sensación de que la gente lleva la patata de adorno...
muaaaaaaaaaak!

Marmotilla... y yo a ti te voy a regalar una caja llena de tequieros! :p

Raquel... lo que tú no sabes es que esas palabras mágicas también caducan, así que deja de guardártelas en el bolsillo. Un besito! Y gracias a ti.

Amaiur... mmmm y cuál es el mal sentido de "excitante"? jajaja...
un besito manager ;). Y el placer es mío.

Mavicita! dijo...

Pauliii... que pensanteeee que te habias librado de tu Mavi Favoritaaaaaaaa jojoj no, no

aaay pero cuanto sentido tiene lo que escribes! :P Me gustaaaaaaaa!!

Pulguissssssssssssss TeCuEme

Gui"laine" dijo...

Vendeme uno de esos "Te quiero" para yo regarlalo tal cual como lo describes, a ver si asi tengo mas suerte.