miércoles, 12 de diciembre de 2007

Disfraz de noche

Me rindo, soy incapaz de dar sentido a todos y cada uno de los mensajes que me mandas en código rojo poniendo en peligro de extinción la promesa que siempre me hago contigo. Me rindo, esperando el momento en el que la luna sea la única luz que ilumine para que te cueles bajo mi edredón mientras yo intento debatir con la almohada el significado de lo insignificante, porque lo tuyo es un continuo enigma que no da tregua a mis noches, y me rindo, malgastando mi sueño en dar una explicación coherente a las señales que me manda el que ahora parece el par de ojos más sincero que han visto los míos. Rendida por todas las veces que intento descifrarte y me equivoco, otra vez, y otra vez vuelvo a repetirme lo ingenua que he sido al creer que ésta sería la definitiva. Inconformista cuando busco entre todas las palabras con las que intento componerte la equidad de sólo cruzarme contigo en las horas con las que se despide el día, los minutos en los que las agujas del reloj aumentan en velocidad mientras yo trato de agarrarme a tu mano pensando que, quizá, si me pego un poco más a ti, consiga acortar las distancias y retenerte de por vida. Y es inútil, despierto y mientras palpo el lateral que dejo siempre vacío me doy cuenta de que vuelves a convertirte en inalcanzable.
Descoordinada de todas las direcciones en las que se mueven las señales que salen de tu parte más sincera antes de llegar a bloquearse provocando un cortocircuito en tu cabeza. Ni siquiera estoy segura de necesitar todo este desequilibrio que provocan tus indecisiones... Qué ironía seguir sintiendo desde el otro lado de la línea mientras cuento las veces que me das y que me quitas, las veces por las que podría no encontrar ninguna razón por la que seguir esperando a que vengas, te disfraces una noche más y desaparezcas...

"Por qué no dejas de colarte entre mis sueños... por qué no dejo de pensar en ti... si te vas déjame cerrar la puerta que no quiero que entre nadie..." Rebeca Jiménez.

10 comentarios:

ab dijo...

¿Porque hablar cuando las miradas y los roces lo dicen todo? Hablar ejerce presión, una presión a tomar decisiones que no se han tomado en mucho tiempo. ¿Qué nos hace pensar que hablar tendrá cierta influencia en esta dedición?... Esta posición es una especie de gris, ni negro ni blanco, simplemente es gris en medio de dos colores que predominan tanto, sin darnos cuenta allí estamos exactamente donde empezamos, sin respuesta, confundidos y con ganas de seguir diciendo mas estupideces inconclusas que nos regresaran al mismo lugar, al gris, a la incertidumbre que absorbe todo, que siempre esta allí, sin moverse, siempre quieta, siempre...sin decirme absolutamente nada.

Laura dijo...

sorprendida otra vez paula...
A veces me da la sensación de que falta algo en nuestro día a día. Entrar en clase, escribir en unos folios y volver a salir. ¿Eso es todo? Una larga conversación es lo que falta, o al menos intentar que cada una esté lo bastante cómoda para dejar fluir todo eso que tenemos atado dentro. Es injusto tener que dejar escrito en un blog lo que cada uno piensa, además de materialista. ¿Acaso queda otra opción? Esperemos.
Un beso

belga_seg dijo...

tú estás segura de que no me mientes??
Vaya forma de escribir, pequeña!!

A Laura... no creo que sea injusto tener que dejar escrito en un blog lo que cada uno piensa, es la única forma justa de que a veces salgan las cosas... es una vía de escape...

ciruelilla, un besito!

Lorenzo dijo...

¡Ay Paulita! Cada vez que te leo, se me indigestan las croquetas. Felicidades y sigue así en 2008.

PD: Contigo me rindo, me derrindo y me derrito. bz

Jaimanol dijo...

Como bien me as dicho muchas veces tu tienes el blog para que te dejemos la firmilla, y en el fondo te gusta que nos metamos (si, lose en mi caso es tan en el fondo que parece una cueva :D). Y no voy a esmerarme en una respuesta super currada, porque pa eso hago mi propio blog, cosa que no sucedera jajaja.
Pues lo dicho hula-hula y a ver si nos vemos pronto.

Paula dijo...

Ab... bienvenido o bienvenida... No creo que el gris tenga por qué ser una incertidumbre... "entre los extremos siempre hay más espacio"... aunque a veces sí que toca un poquito los huevos :p. Un besito!

Laura... yo creo que es mucho más justo que retenerlo dentro... es la vía de escape que te dicen por ahí abajo...

Belguis... sabes que a ti no te miento (o no siempre :p...). Abrígate anda!

Lorenzo... no sé cómo tomarme lo de las croquetas jajajaja... Felicidades a ti también, que te he estado espiando ;)...

jaimanol? jajaja me parto... vamo a vé, que yo tengo el blog para que me dejéis firmilla? jajaja... si así fuera me hubiese dedicado a eso del tuenti...
Lo que está en el fondo es lo que permanece de verdad ;)... Un besito hawaiano!

Lau dijo...

Sopla y con sólo un soplido desaparecerá lo que no quieras ver...

Besitos patxi!

Laura dijo...

FELIZ NATAL A TI TB BABUS

Paula dijo...

Lau... yo soplo, soplo... pero tampoco me trae lo que quiero ver
:(... Besitos polvorón!

(vaya lío de Lauras :p...)

Laura... Eguberri On! Espero que se haya portado bien el gordo ;). Muaaaaaak!

Mavi dijo...

Pau, me has dejado con la boca abierta....